"En un mundo desolado por el caos y la destrucción, por guerras inmensurables, con una sociedad decrépita y unos dirigentes corruptos, un solitario cazador es llamado a ser el adalid de una nueva era. Una aventura épica repleta de batallas y magia, en la que se confunden el bien y el mal y el orden impuesto se ve trastocado por la afilada hacha de Kerron, el Cazador, y la búsqueda de su propio destino"




sábado, 10 de noviembre de 2018

YA A LA VENTA - "Perdón por todo, malvado hombre blanco"




***

¿Los blancos somos culpables de ser blancos?Meditadlo bien, no os precipitéis. Hemos llegado a creer que somos aquello que nos dicen que somos, aunque la realidad lo desmienta. Nuestros enemigos nos han definido como un pueblo genocida, opresor, egoísta, enfermo, explotador, materialista,... ¿Acaso estos prejuicios son fruto del racismo?
 Sí, aunque os sorprenda escucharlo/leerlo, el “Racismo Anti-Blanco” existe y en este libro os lo demuestro.


YA A LA VENTA EN:

lunes, 13 de agosto de 2018

AVANCE CAPÍTULO II- "Racismo, Inmigración y Refugiados: la gran conspiración anti-europea"





DISPONIBLE EN:

***


SUECIA

Conviene explicar un poco la historia pasada, presente y futura de este pequeño país nórdico, para saber hacia dónde se dirige en la actualidad. No está de más reseñar las palabras de Bárbara Lerne Spectre, líder judeo-sueca del lobby izquierdista: Paideia, para evidenciar que los suecos tienen al enemigo metido en casa.

“Europa todavía no ha aprendido a cómo ser multicultural y creo que nosotros, los judíos, vamos a ser parte de esa transformación que debe ocurrir. Europa no va a ser esa sociedad monolítica que una vez fue en el siglo pasado. Los judíos vamos a estar en el centro de todo esto. Es una transformación enorme la que Europa tiene que sufrir. Los judíos seremos mirados con resentimiento debido a nuestro papel de liderazgo, pero sin ese papel de liderazgo y sin esa transformación, Europa no sobrevivirá”.
(Bárbara Spectre- 2010. Entrevista concedida al medio israelí IBA News)

Los dirigentes de los lobbys pro-inmigración realizan muy bien su trabajo censor. Debido al oscurantismo informativo es imposible conocer con exactitud, la realidad poblacional sueca. Se calcula que de los 8,9 millones de habitantes que tiene el país, casi un 20% de ellos son inmigrantes. Las estadísticas no toman en cuenta a los hijos de aquellas familias en la que uno de sus progenitores es extranjero y olvidan también, de forma interesada, a los “nuevos suecos” que han adquirido la nacionalidad. Cualquier cifra que se dé al respecto, nunca podrá plasmar del todo la realidad. Pese a ello, me atrevo a afirmar que sumando a todos los individuos de los grupos mencionados anteriormente, obtendremos la preocupante cifra de más de un 48% de nuevos suecos e inmigrantes de otras razas.