jueves, 13 de mayo de 2021

Ramadán y discriminación anti-española en Jaén


  ***

ATENCIÓN:
   
PINCHA AQUÍ PARA ESCUCHARLO


Antes de escuchar este vídeo, le conviene saber que:

  • El autor condena cualquier actuación negativa en la cual se utilice el nombre de esta obra.
  • El autor condena cualquier tipo de agresión o discriminación hacia algún colectivo por cuestiones de: raza, sexo, ideología o credo.
  • El autor afirma que defender a su raza, no significa odiar o discriminar a las demás.
  • El autor afirma no creer en la superioridad racial de manera colectiva. Cada pueblo tiene sus virtudes y sus defectos.
  • El autor condena las persecuciones que se han sucedido en el pasado y que han sido motivadas por cuestiones: raciales, ideológicas o religiosas.
  • El autor defiende la libertad religiosa.
  • El autor defiende que cada pueblo tiene derecho a decidir su futuro.
  • El autor cree en un verdadero estado democrático, que de voz a las minorías políticas con una representación justa, basada en cada voto y no en cuotas.
  • El autor defiende la libertad de expresión y de conciencia.
  • El autor condena la represión civil, militar, judicial y social por cuestiones ideológicas, étnicas o religiosas.
  • El autor se ampara en la Constitución española (art 16.1, 16.2 y 20.1.A) y en la Constitución Europea ( art. 2.71. TITULO 2) para ejercer su derecho a expresarse libremente.




miércoles, 5 de mayo de 2021

AENIGMA IUDAICUM: AVANCE CAPÍTULO II



   

En la actualidad, la identidad judía está sumida en la más profunda oscuridad. ¿Son acaso judíos los que profesan la religión judía o más bien son considerados judíos los que comparten ciertos lazos de sangre con los descendientes del pueblo de Abraham? Si así fuera: ¿cómo se definiría esta unión? ¿Qué rasgos raciales tendrían?
 Respecto al tema judío reina la confusión. Los problemas derivados del estudio de la cuestión racial suponen un reto en la actualidad, ya que muchas veces se ven influenciados por las creencias emocionales, sociales y políticas del individuo, debido a la imposibilidad de adoptar la neutralidad necesaria para sostener una visión objetiva del asunto en cuestión.
 Los judíos son de procedencia racial semita, al igual que los pueblos árabes, y la gran mayoría de su población ha preservado sus raíces genéticas por más de 4000 años. Ambos descienden de los antiguos nómadas de los desiertos de Siria y Arabia, que sobre el año 4000 a. C. se establecieron en las regiones más civilizadas del levante de Mesopotamia, huyendo de la desecación y de la escasez de territorio para asentarse. Los judíos formaban parte de una serie de tribus cananeas nómadas que se dedicaban al pastoreo en las zonas limítrofes con el desierto, lo que viene a significar que pertenecían al escalafón más bajo de la sociedad cananea. Entre estas tribus nómadas apareció una nueva religión como elemento aglutinante, lo que dio lugar a la creación del pueblo judío.
 La afinidad genética cercana entre judíos y árabes, al menos en lo referente al cromosoma Y, ya es reflejada en el libro del Génesis desde un punto de vista teológico. El modelo hereditario de linajes es reconocible en las poblaciones árabes y judías de hoy en día, pero es distinto para las poblaciones europeas, aunque ambos grupos étnicos se diferencian extensamente de los africanos subsaharianos, tal como se puede observar en el estudio realizado por el Doctor Michael F. Martillo. 
 En la actualidad se calcula que la población judía mundial oscila entre los 12 y 15 millones, la gran mayoría residentes en los Estados Unidos e Israel. El elemento judío es una entidad racial homogénea parcialmente reconocible. Dentro del pueblo judío existen tres variantes sub-étnicas diferenciadas, derivadas de la división geográfica del pueblo hebreo durante la etapa de la Diáspora:




YA A LA VENTA EN:


Amazon (libro papel): http://www.amazon.es/AENIGMA-IUDAICUM-Mesopotamia-Tierra-Prometida/dp/150528094X

Amazon (kindle): https://www.amazon.es/AENIGMA-IUDAICUM-Mesopot%C3%A1mia-Tierra-Prometida-ebook/dp/B00QPCYJ1S